El negocio de los desarmaderos

Hacer desaparecer un auto cuesta $400

¿Cómo operan los levantadores, cuáles son las zonas por "encargue" y los municipios con los índices más altos de robos? Un detective privado habló en exclusiva con 24CON de las técnicas para descubrir a "perejiles".

El robo de automóviles ha sido siempre una característica de las zonas más urbanizadas de la provincia de Buenos Aires. El principal motivo es la rentabilidad de esta "industria" que tiene como protagonistas a los dueños de desarmaderos, intermediarios, y según supo 24CON, hasta a efectivos policiales.

“Hay una especie de ley de mercado, que es muy grande y mueve muchísima plata. El que tiene la sartén por el mango es el tipo del desarmadero. Por eso es difícil de erradicarlo, porque además hay una connivencia política y policial”, afirma a este medio el titular de Estudios Soria, una empresa de investigaciones para aseguradoras privadas.

En su trabajo, comenta que estuvo expuesto a situaciones muy peligrosas, hasta con privación ilegal de la libertad. Ya que sus informes intentan constatar de manera fundamentada lo que ha ocurrido en cada caso, por ejemplo, si han hecho desaparecer el vehículo o si fue robado verdaderamente.

“Tengo que verificar que el hecho haya ocurrido en tiempo y en forma. Todo eso tiene un procedimiento, hago un relevamiento de la persona en distintos ámbitos. En lo personal, tengo una entrevista con él, y con distintas técnicas de la neuro-lingüística puedo analizar si está mintiendo a través de sus gestos o con lo que dice. En el ámbito social averiguo dónde trabaja, cuál es la imagen comercial que tiene en el barrio, si se sabe de qué trabaja. Después verifico el lugar, si coincide lo que él dice”, explica.

La diferencia entre los “buenos y los malos” parece según él, estar más o menos a la vista ya que “la gente que es víctima está muy predispuesta en la entrevista porque no tienen nada que ocultar. En cambio los que hicieron desaparecer el auto se nota que son personas que no son del palo, tal vez porque las presionaron a hacerlo. Entonces se ponen muy nerviosas”.

El Conurbano, el paraíso de los desarmaderos

Según los últimos datos relevados por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), el índice de robos de vehículos estacionados en la vía pública tuvo su pico y alcanzó el 70%, contra el resto del total que se produjo a mano armada (La estadística se calculó sobre el parque automotor asegurado).

El informe que atañe al año pasado también detalla los índices de hurto por municipio, y demuestra como algunas zonas se convirtieron en verdaderos polos de inseguridad y en las preferidas de los delincuentes. Los datos alarman en lugares como Quilmes, donde la evolución de los robos creció un 16,1% comparado con 2007; en Ituzaingó se incrementó un 19,9%; en Moreno 18,1% y en José C. Paz alcanzó hasta el 50,8%. Y éstos son solamente los principales puntos de todo el GBA.


 

Asimismo, existen zonas determinadas “por encargue”. Es decir, de donde se roban automóviles específicos que son encomendados por un determinado desarmadero. Al respecto, el investigador explica: “Ellos trabajan con autos gemelos o compran rezagos si necesitan partes. Eso se llama hacer ‘poncho’ o ‘media’, le cortan el número de chasis y de motor y lo usan en el auto robado. Después sale a la venta en cualquier agencia, pero son autos fraguados”.

Cotizaciones en el mercado

Comprar un Volkswaguen Gol: $38.000. Hacerlo desaparecer: $400. Eso es más o menos, teniendo en cuenta los índices de inflación, lo que cobra un intermediario por hacer que un auto desaparezca íntegramente. Aunque también pueden ocurrir otros casos, como que personal del mismo desarmadero se encargue de la operación, o que acepten la oferta de los levantadores, y en ese caso hasta puede llegar a costar $200 sin importar que auto sea. La diferencia entre intermediarios y levantadores, es que el primero se dedica exclusivamente a robar bajo ciertos requisitos, en cambio el segundo roba vehículos al “voleo” y generalmente lo hacen ocasionalmente, es decir que no pertenecen al negocio, sino lo proveen a menudo. 


Por este mercado negro, que lamentablemente muchas veces se cobra la vida de víctimas fatales, en el Conurbano se están asentando zonas similares a la famosa Avenida “Warnes” porteña, pero mucho menos reconocidas popularmente. Alguna de ellas: Avenida Olimpo de Lomas de Zamora, partes de la localidad de San Francisco Solano, Ruta 8 en Loma Hermosa, Camino de Cintura a la altura Monte Grande (más que nada camiones) y algunos sectores del partido de Almirante Brown. 

8Comentarios
Paola
18 de Marzo de 2009 20:22
Impresionante el trabajo realizado por esta empresa de investigaciones, que a pesar de correr muchos riesgos, colabora con su labor a erradicar el mercado negro de autopartes y la mafia de los desarmaderos. Se debe terminar de una vez por todas, con este vil negocio, que se lleva vidas de inocentes, y en el que lamentablemente, están involucradas demasiadas personas, pero lo peor de todo, hasta aquellas personas que deberían evitarlo y exterminarlo.
Rafa
19 de Marzo de 2009 07:25
Es facil resolver esto, si se presiona sobre los desarmaderos que todo sea legal y se trabaje en hacer desaparecer los desarmaderos clandestinos tendria solucion, Las Cias. de Seguros deberian apoyar un proyecto donde colabore con el ente Policial., y el ente Policial ponerse las pilas, ellos pueden todavia hay policias serios.
Juan
19 de Marzo de 2009 10:31
Es interesante el estudio realizado, lamentablemente las personas que recurren a estos delincuentes para hacer desaparecer sus propios vehículos y así poder cobrar un seguro se convierten a ellos como delincuentes denigrandose como personas y arriesgándose a ser procesados por la misma justicia a la que muchas veces recurren cuando hablan de justicia.
Juan Manuel
19 de Marzo de 2009 18:53
¡Excelente Informe! Es importante tener conocimiento del procedimiento de las personas que suelen realizar estos "negocios negros". Es sorprendente la forma, la capacidad, y las estrategias de los investigadores, en este caso el ESTUDIO SORIA, para descubrir a esta gente que a traves de sus artimañas utilizan estrategias para salirse con la suya. Sin embargo, es alentador, saber que haya profesionales que se ocupen de blanquear este tipo de situación y hacer justicia a través de la verdad.
Carolina
19 de Marzo de 2009 19:05
Qué buen informe!! Es intersante y alentador saber que gente capacitada que trabaja en forma profesional se ocupa de "desenmascarar" a personas fraudelentas que desean obtener ganancias a través de un mercado negro que hace correr riesgos que van desde pérdidas materiales hasta la merte de inocentes. Mis felicitaciones a ESTUDIO SORIA
Nahuel
19 de Marzo de 2009 23:40
La verdad que estamos artos de tanta inseguridad con la que convivimos y esto es una gran parte de ella. si hay alguna forma de parar es poder para con los desarmaderos ilegales, pero parece que en este pais es imposible.
Cristian
20 de Noviembre de 2009 11:50
Porque no investigan a la gente que compra autopartes, deberia existir una sancion penal para esta gente, porque gracias a estos los desarmaderos existen. No hay oferta si no existe demanda... o no? En consecuencia quien va a querer robar un auto si no le deja ningun beneficio $$$. Muchos que hablan de inseguridad y se quejan de la misma seguro compran o alguna vez compraron cosas robadas. Hay que empezar por uno mismo primero y despues salir a hablar. Saludos
Andres AM
1 de Febrero de 2010 04:14
Informe realmente interesante! Nosotros en Hallazgo AM trabajamos todos los dias del año en busca de los automoviles robados, rastrillamos diferentes zonas en busca de los mismos, lamentablemente los desarmaderos clandestinos muchas veces nos complican el hallazgo del rodado buscado, porque cada vez son mas rapidos con el desarme, de todas maneras seguimos en nuestra ardua tarea a fin de poder localizar lo antes posible, a pesar de no contar con ayuda oficial del estado y corriendo los riesgos que ello implica.