Antonio Hohlfeldt

Política y nuevas tecnologías

Antonio Hohlfeldt, presidente de INTERCOM habló acerca de la Cumbre, la comunicación política y la experiencia de Brasil en cuestiones de comunicación.





La Sociedad Brasilera de Estudios Interdisciplinares da Comunicación reúne a todos los investigadores, individualmente considerados, que trabajan con el tema de la comunicación social en Brasil, sea exclusivamente con ese tema o con una perspectiva interdisciplinar.  “INTERCOM existe hace 33 años, fundada por el profesor Dr. José Marques de Melo, decano de los investigadores de comunicación social en Brasil. Nuestro país pasaba  por serios desafíos a la libertad de pensamiento y de expresión y, INTERCOM actuó precisamente con la finalidad de crear espacios para el debate. En la actualidad, la entidad realiza 5 de conferencias regionales anuales un congreso nacional anual, donde se reúnen alrededor de 5000 personas, incluyendo estudiantes, profesores, investigadores y teóricos. Cada año elegimos un tema, y la entidad se organiza en grupos temáticos de investigación.” cuenta Hohlfeldt.

Cuando hablamos de comunicación, hay distintas teorías que abordan la temática. Pero, ¿cuál es la que abarca la realidad actual? Al respecto, Hohlfeldt sostiene: “Hoy en día, me parece que el gran desafío que las teorías nos ponen no es tanto la cuestión de las tecnologías sino que se impone el reto de qué hacer con ellas. Aunque nos brindan la oportunidad de informarnos e intercambiar mensajes, es difícil comunicarse efectivamente. En nuestra zona las  prioridades de los grandes grupos económicos dominan las empresas de medios. A nivel internacional, de la misma manera, no sólo se produce una gran concentración de los grupos hegemónicos sino también el problema de las relaciones Norte-Sur.”

El surgimiento de las nuevas tecnologías acelera los procesos de comunicación. Al respecto, Hohlfeldt asegura que los cambios no fueron importantes en esencia pero que se ha generado una nueva realidad, un nuevo presente. Para explicarlo, eligió el ejemplo de las crisis económicas mundiales: “La crisis de 1929 se tomó unos días para expandirse por el mundo. La crisis del año pasado de los bancos de EE.UU. tomó sólo segundos para llegar a todo el mercado. Pero no sólo porque la globalización es, en resumen, desde una perspectiva económico-financiera, sino también porque, de hecho, el flujo de información se produce amplitud mayor, y en estos casos sí se dan de norte a sur y de sur a hacia el norte. Este fenómeno abrió un espacio para una extensión de la dominación, pero al mismo tiempo que han creado alternativas para el  reconocimiento de las culturas indígenas hasta ahora casi desconocida y poco valorada. El problema, por lo tanto, no son las tecnologías, sino el uso que los humanos hacemos de ellas”

La política, la cultura y la comunicación serán temas claves en la Cumbre. Hohlfeldt sugirió algunos puntos clave acerca de cómo vincular estas tres disciplinas: “He estado leyendo un libro reciente de Dominique Wolton, que abrió nuestro congreso nacional el año pasado. Se trata de "Informer n'est pas communiquer”. Llama la atención sobre el hecho de no solamente separar los procesos de información y comunicación, sino también las responsabilidades de la ciencia y la cultura, relacionados con las funciones que los políticos y la política debe desarrollar. Tenemos más información, y este porcentaje está creciendo, al menos desde el Renacimiento, pero no tenemos necesariamente mayores procesos de comunicación, lo que significa escuchar / ver / entender el otro. En este caso, entran en la cultura y la política. Nuestro progreso científico no siempre ha sido con a una reflexión ética”

La comunicación en América Latina y sus falencias fue otra de las temáticas abordadas por Hohlfeldt con claridad: “Los sistemas de comunicación e información social se incluyen en lo que Marx llamó la superestructura. Por lo tanto, si nuestros países en América Latina, no pueden resolver conflictos mayores, sobretodo la diversidad social, ¿se espera que los sistemas de comunicación se conviertan en la excepción a esta situación? Nuestros sistemas de comunicación, con honrosas excepciones, siguen la regla. Algunas veces tenemos exitosas experiencias de democratización utilizando los medios informáticos. Pero las TIC no son la panacea mágica para resolver los problemas sociales. La concentración de las tecnologías en manos de unos pocos productores, y la concentración de los accesos porcentaje relativamente pequeño de personas es un reflejo de una situación social más amplia. Hay una especie de convergencia de difícil solución: los sistemas de comunicación reflejan estas disparidades, aunque pueden ayudar a cambiarlas. Pero, al mismo tiempo, estos mismos medios de comunicación, en la práctica diaria, terminan por reforzar los sistemas jerárquicos y, en este sentido, sociedades autoritarias”.

Desde INTERCOM se realizan diversas actividades para fomentar la comunicación y el intercambio de experiencias. La institución mantiene relaciones con las sociedades de  todo el mundo. “En nuestros congresos anuales siempre desarrolla un coloquio binacional, entre otros países con los Estados Unidos, Italia, Francia, Argentina, México, Portugal, España. Por otro lado, tenemos los contactos con la ALAIC, FELAFACS, LUSOCOM, Ibercom, CERA, AIMCR / aieres, CRA, etc. A finales de este año, desde INTERCOM se ha fomentado, en Portugal, la creación de una entidad que reúne a las demás entidades en América Latina, Europa, Ibérica y los países africanos de habla portuguesa española” explica Hohlfeldt.

En cuanto a comunicación política, Hohlfeldt se refirió a las distintas experiencias de Brasil: “Brasil tiene una primer experiencia significativa en 1963, cuando se llevó a cabo un referéndum nacional para consultar a la población sobre el modelo político de la República, parlamentario o presidencial. Era la primera vez que una agencia de publicidad trabajaba en una campaña política. Después del golpe militar en 1964 y, sobre todo después de 1968, hubo serias dificultades a la libertad de expresión, pero a pesar de todo, el gobierno militar creó la primera estructura de medios de comunicación dentro de la administración federal. La búsqueda de un retorno a la democracia permitió el compromiso de un pionero de la prensa como la "Folha de Sao Paulo" en la campaña de convocatoria de elecciones directas en 1974. Cuando llegamos en 1988, y tuvimos una nueva constitución en el país y permitió elecciones libres, la campaña presidencial de 1989, cuando Fernando Collor de Mello fue elegido presidente, se comenzaron a utilizar metodologías modernas de comercialización. Los trabajadores del Partido, entre los candidatos el actual presidente, Luis Inácio Lula da Silva que proponían el debate político. El PT ha abierto importantes caminos para el desarrollo de la comunicación política. Pero nos enfrentamos, entonces el riesgo de una intromisión excesiva en los medios de comunicación en las cuestiones públicas en la medida en que los medios de comunicación no se limitaron a controlar, monitorear y reportar el abuso y la desviación de agentes públicos, sino que terminaron  por establecer un procedimiento sumario del juicio y la sentencia. Hoy en día, buscamos un equilibrio, no siempre es fácil, pero ha sido importante sobretodo desde 1996, con el presidente Fernando Enrique Cardoso, que fueron valorizadas las acciones de gobierno electrónico, tecnología ahora presente en todos los niveles de gobierno y todos los poderes”.

Hacia el final de la nota, Hohlfeldt se refirió a la temática y las expectativas que abordará en esta edición de la Cumbre: “Entre los temas que me he propuesto hablar, fue está el de la política de medios en los gobiernos locales. Creo que un poco de mi propia experiencia, por ser profesional de la comunicación, y profesor en la facultad de medios de comunicación, también por tener un cargo público en mi ciudad y mi provincia, y llegando a ser vice-gobernador, cuando me desempeñe en Consulta Popular, el proceso de discusión pública del proyecto de presupuesto de la provincia, las aplicaciones y las inversiones en las regiones, a través de Internet y las discusiones en directo. Se creó un proceso complejo, pero eficiente, que persiste incluso después de finalizada nuestra administración, sobretodo porque nos preocupamos institucionalizarlo a través de una legislación específica” En cuanto a las expectativas para el encuentro sostuvo: “Mi gran esperanza es un intenso intercambio de información y un aprendizaje fuerte sobre esos debates. Reuniendo investigadores de la comunicación, hombres con experiencia práctica en la administración pública, maestros, filósofos, sociólogos, seguramente tendremos la oportunidad de hacer autoevaluaciones y ayudarnos mutuamente a encaminar algunos de nuestros problemas”
Herramientas
ImprimirEnviar por mailLetra
Redes sociales
Comentá esta nota: